Tarjetas de presentación

Ordenando mi tarjetero me di cuenta de la gran variedad de tarjetas de presentación con que cuento. Éstas van desde la “Taquería Rosita” hasta el director del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México, pasando por los más diversos servicios, personas y empresas.


Durante largo tiempo observé los diferentes estilos, la tipografía, los colores, las cualidades de los papeles, las imágenes, su composición dentro del pequeño formato que va de los regulares de 5x9cm hasta los formatos más delgados o de puntas redondas. Cada una contenía un mensaje directo con el nombre de la persona, su título nobiliario, en muchas ocasiones el nombre de la empresa en la que trabajan, el logotipo, el servicio que brinda, dirección, número telefónico, fax, correo electrónico, sitio web, etc., etc. un puñado de datos para hacer contacto.


Lo hermoso está en lo que puede leerse indirectamente de cada tarjeta de presentación. Por increíble que parezca, la elección del diseño, el material y el proceso de las tarjetas dicen mucho de la persona. Es aquí donde mostramos quienes somos en realidad.


Como artistas considero importante la manera como nos presentamos ante los demás, ya sea a nuestros proveedores, a los críticos, curadores, galeristas, coleccionistas, en fin, toda persona involucrada directa o indirectamente con el mundito del Arte.


El gasto que hacemos al imprimir nuestras tarjetas puede estar diciendo mucho de nosotros como artistas y creo que deberíamos ser más cuidadosos en este punto. Por ejemplo: Si por cuestión económica un artista adquiere un paquete en el que le ofrecen un millar de tarjetas a un precio muy, pero muy bajo, sin tomar en cuenta la calidad. Al momento de entregar sus tarjetas posiblemente dé una imagen que no concuerda con la calidad de su trabajo y la seriedad de su persona.


Otros artistas despreocupados por el diseño de su tarjeta, dejan en manos de perfectos inexpertos su imagen. Dándoles con esto la oportunidad de hacer con ella algo que en realidad no son.


Recuerda siempre que nuestra presentación como artistas es muy importante, nos hace únicos e irrepetibles. Te recomiendo que si ya tienes tarjetas de presentación las revises, analiza qué imagen dan de ti, compáralas con tu personalidad y sobre todo, toma en cuenta cómo quieres ser percibido como artista.


Y tú ¿Qué imagen estás dando?


Miguel Angel Reyes

Featured Posts
Recent Posts
Search By Tags